Hospital Subregional de Andahuaylas a la deriva

0
962
CUESTIONABLE DESIGNACIÓN DEL DIRECTOR DEL HOSPITAL DE ANDAHUAYLAS

Diariamente cientos de pacientes tienen que madrugar y hacer largas colas para alcanzar un cupo en el hospital Subregional de Andahuaylas llamado también Hospital Docente Hugo Pesce Pescetto, por lo general, sin mucha suerte y volver hacer cola al día siguiente.
A raíz de esta situación muchos usuarios cansados de no alcanzar una consulta a tiempo se ven obligados a buscar atención en clínicas particulares, hoy convertidas en un lucrativo negocio. ¿Pero qué pasa con los pobladores que no tienen dinero para atenderse? Simplemente tienen que resignarse a las consecuencias.
Pero no solo alcanzar un cupo es un dolor de cabeza, además de sus dolencias, para los sufridos usuarios. El mal servicio que presta en sus diferentes áreas, carencia de médicos cirujanos y especialistas, psicólogos, personal asistencial apático, instalaciones insalubres y equipos obsoletos, es la realidad que enfrenta el primer nosocomio de la provincia.
Ni que decir, del reciente instalado servicio de salud mental convertido hoy en una suerte de «agencia de empleos», donde ingresan o salen profesionales a tono de los caprichos de los funcionarios de turno.
DIRECTOR «SUPERMÁN»
Con la llegada de Baltazar Lantarón al gobierno regional, la población que votó y creyó en sus promesas de campaña esperaba que desde un inicio las cosas cambiarían en la región y también en Andahuaylas, pero pareciera que será más de lo mismo. Esperemos que no.
Con Resolución Ejecutiva Resolución N° 033-2019-GR.APURIMAC/GR fue designado como director del Hospital Subregional de Andahuaylas el médico Adler Malpartida Tello en reemplazo del saliente Uriel Vásquez Chahuillco.
Pero el flamante director viene con una carga política pesada. Es también primer regidor electo de la Municipalidad Provincial Andahuaylas por el oficialista Llankasun Kuska, lo que significa que Malpartida Tello, también asumirá la presidencia de una comisión de regidores de acuerdo a sus funciones.
Sin embargo, lo más preocupante es que el flamante director del caótico hospital subregional es también propietario de la clínica de especialidades Virgen de Cocharcas EIRL y apoderado de la firma Seadmedical A1 EIRL.
Malpartida Tello no sería el único galeno que tendría un conflicto de intereses a la vista. También otros médicos que laboran en el primer nosocomio andahuaylino que tienen sus consultorios en establecimientos privados, por lo que nada raro sería que pacientes captados en el Pesce Pescetto terminen convertidos en sus habituales clientes.
¿En qué momento este funcionario se dará tiempo para atender las múltiples necesidades del hospital subregional? No se descarta que Malpartida Tello haya sido designado por presión de la cúpula de Llankasun Kuska de Andahuaylas.
Si fuera así, el gobernador Baltazar Lantarón debe revisar esta decisión y corregirla porque está claro que el nombramiento del médico Adler Malpartida Tello como director del hospital obedecería a intereses económicos vinculados con los servicios médicos privados por encima del bienestar de la población. (Fuente Radio Titanka)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí