Financiera Inkasic «estafa» a decenas

0
1306
APERTURÓ OFICINAS EN APURIMAC

DENUNCIA. Cerca de treinta campesinos denunciaron que entidad financiera no les devuelve ahorros.
Era la mañana del 12 de noviembre de 2017, cuando Álex Rolando Thea Llasa llegó a las oficinas de la Financiera Inkasic SAC en la avenida San Martín N.º 335 de la ciudad de Yauri, capital de la provincia cusqueña de Espinar. Abrió una cuenta de ahorro e hizo el depósito a plazo fijo por dos años, la suma de S/ 35 mil. No sabía que un año después su dinero iba a desaparecer, al igual que la entidad financiera.
Luzmarina Taquima Quispe depositó S/ 4000 en una cuenta de ahorros a plazo fijo en la Financiera Inkasic SAC. Un primer depósito ocurrió en noviembre de 2017 y el segundo en mayo pasado. A cambio del ahorro a plazo fijo, la financiera iba a pagar 19% y 17% de intereses por año. Cuando Luzmarina entregó el dinero a la entidad financiera, jamás pensó que estaba siendo estafada.
Nemecia Taype Cuti, tampoco. Ella confió sus ahorros en cuatro ocasiones a Financiera Inkasic. No imaginaba que iba a perder su dinero. Menecia hizo depósitos por S/ 1000, S/ 3000, S/ 2000 y S/ 1000 soles.
Álex Rolando, Luzmarina y Nemecia son apenas tres de las decenas de personas de la provincia de Espinar estafadas por la cooperativa Financiera Inkasic SAC. La firma desapareció de un momento a otro, sin mediar razón. Se habla de más de 30 personas que perdieron sus ahorros.
Los estafados, todavía incrédulos de lo ocurrido, pusieron una denuncia ante la Fiscalía Penal de Espinar contra del gerente general de la financiera, Lucio Lloclli Champi, el administrador Pedro Umiyauri Hilario, el asesor legal Jhon Liza Olivera y el administrador de la agencia Espinar, Gerson Cutire Zaravia. Los acusan del delito contra el patrimonio en la modalidad de estafa. En la denuncia, aparece el número fijo de la empresa y el celular de Umiyauri. Los llamamos para recoger su versión. El fijo está fuera de servicio y Umiyauri nunca respondió.
DENUNCIANTES NO SABEN DÓNDE RECUPERAR DINERO
La entidad financiera cerró las puertas de su local en la provincia de Espinar. Tampoco funciona su número de teléfono y los aportantes no saben a dónde acudir para recuperar sus ahorros.
«Los denunciados aperturaron oficinas en los departamentos de Cusco y Apurímac con la finalidad de captar usuarios a fin de que depositen dinero, ofreciéndoles intereses expectantes con el único objetivo de lucrar», se lee en la denuncia.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí