SERENAZGO AUXILIA A JOVEN, LO LLEVA A SU CASA