La vacancia de Abelito

0
617

Tanto cayó el cántaro al agua, que finalmente oficialistas y opositores, votaron por la vacancia del Alcalde Abel Gutiérrez Buezo tomando como argumento la estabilidad política de la provincia de Andahuaylas, que requería un Alcalde que asuma la representación del pueblo, situación que no se venía cumpliendo, por la condición de encargado, del primer regidor Adler Malpartida Tello.
Con nueve votos a favor y dos en contra, los regidores, por fin pudieron ponerse de acuerdo para optar por el desaforo del líder del partido político Kuska, el cual permitió con los votos que le dio la población, que hoy siete regidores oficialistas permanezcan en sus curules, recibiendo emolumentos por su tarea política, sin embargo hoy son acusadores del compañero en desgracia.
Para lograr la vacancia de Abel Gutiérrez Buezo se realizaron largas sesiones de deliberaciones en el objetivo de aplicar las normas exactas que establece la ley orgánica de municipalidades, y encontraron un sustento discutido en las inasistencia a sesiones del Alcalde Provincial de Andahuaylas, para algunos fue adrede, habida cuenta que la autoridad está prófugo de la justicia.
Sus defensores, que lucharon hasta el final para evitar que se consuma la vacancia del Alcalde deben estar con un sabor amargo por la contrariedad de no haber coronado sus deseos, en el objetivo de volver a ver al líder de la organización Kuska dirigiendo una sesión de concejo, situación que ya no podrá hacer por la decisión tomada, aunque el JNE tiene aún la última palabra.
Durante mucho tiempo los regidores cercanos a Abel Gutiérrez Buezo, esperaron que otros poderes del Estado, como el Poder Judicial o el Jurado Nacional de Elecciones tomara la decisión final, de allí, que dilataron por mucho tiempo las sesiones del concejo provincial, sin entender que la decisión se encontraba en cancha propia, porque ningún Poder tomaría parte en dicho asunto.
En el caso del Poder Judicial el tema pasa por un asunto personal que debe responder ante los tribunales el Alcalde vacado Abel Gutiérrez Buezo, el concejo provincial como institución política solo debe responder al Jurado Nacional de Elecciones porque sus actos son políticos, sin embargo los regidores parecían ignorar los temas de dominio político y no se atrevían a tomar decisiones.
Lo lamentable es que luego de 18 meses de gestión política, los actores de la municipalidad provincial de Andahuaylas, se han venido enfrentando, el testimonio político de Abel Gutiérrez Buezo, (quien debe estar mirando con cara de perro a sus detractores) es un recuerdo, el asunto más allá de un tema legal, terminó entre mordiscos y pellizcos, solo la presión fiscal los contuvo.
Hoy el Alcalde Provincial Adler Malpartida Tello debe estar «chino de risa», porque si algo le faltaba a su gestión como encargado, era la cereza en el pastel, y esta se dio a consecuencia de la presión mediática que no permitía que una autoridad política, se encuentre metida en líos judiciales, Abelito se convirtió en Juan El Bautista, porque su cabeza la querían pasear en un plato.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí